Informacion Pacientes

Cardiopatías Congénitas

 Los defectos cardíacos congénitos son problemas del corazón presentes al nacer. Se deben a un desarrollo anormal del corazón antes del nacimiento. Alrededor del uno por ciento de los bebés nacen con uno o más problemas del corazón o del aparato circulatorio.

Los médicos generalmente no conocen la causa de los defectos cardíacos congénitos, pero saben que ciertos factores aumentan el riesgo de que un niño nazca con un defecto cardíaco. Entre ellos:

La madre o el padre tiene una cardiopatía congénita.

Un hermano tiene una cardiopatía congénita.

La madre es diabética.

La madre padeció rubéola (sarampión alemán), toxoplasmosis (una infección transmitida por contacto con la materia fecal de los gatos) o infección por VIH.

La madre consumió alcohol durante el embarazo.

La madre consumió cocaína u otras drogas durante el embarazo.

La madre tomó ciertos medicamentos de venta con o sin receta durante el embarazo.

Aunque existan uno o más de estos factores, no significa que el bebé nacerá con un defecto cardíaco. Además, los bebés pueden nacer con defectos cardíacos aun en ausencia de estos factores. Las familias casi nunca pueden predecir ni prevenir los defectos cardíacos congénitos. Claro que toda mujer embarazada debe hacer todo lo posible por asegurar la salud de su bebé, tal como evitar el alcohol, las drogas y la exposición a la rubéola y las toxinas ambientales.

Los médicos generalmente pueden detectar la mayoría de los defectos cardíacos mientras el niño es pequeño. Algunos niños viven con un defecto durante muchos años antes de ser diagnosticados. En algunos casos, los médicos pueden detectar defectos cardíacos congénitos incluso antes de que el bebé nazca. Sin embargo no pueden diagnosticar todos los defectos antes del nacimiento, porque el corazón sigue desarrollándose en los días posteriores al nacimiento.

Tipos de defectos cardíacos congénitos

Existen muchos tipos diferentes de defectos cardíacos congénitos. Éstos pueden presentarse como defectos únicos o múltiples.

Aquí explicamos las mas frecuentes en adultos

COMUNICACION INTERAURICULAR

Un defecto del tabique es un orificio en la pared muscular que separa las cavidades derechas del corazón de las cavidades izquierdas. El defecto del tabique a veces se denomina «soplo».

Si un bebé nace con un orificio en el tabique, la sangre se escapa por él, pasando del lado izquierdo del corazón al derecho. Si es poca la cantidad de sangre que se escapa, los problemas posiblemente sean leves. Pero si es mucha la cantidad, el corazón trata de compensar y se agranda. Los niños que tienen un defecto del tabique generalmente tienen dificultad para respirar y un retraso del crecimiento.

¿Qué es la comunicación interauricular?

La comunicación interauricular (CIA) es un defecto del tabique interauricular, es decir, un orificio entre las cavidades superiores del corazón (las aurículas derecha e izquierda). Como la presión es más elevada en el lado izquierdo del corazón, la sangre es impulsada a través del orificio, del lado izquierdo al derecho. Esto puede ocasionar un agrandamiento de la aurícula derecha.

Antes del nacimiento, el corazón fetal normal tiene un orificio (denominado «agujero oval») entre las aurículas izquierda y derecha. Generalmente, este orificio se cierra al poco tiempo del nacimiento. Si no se cierra totalmente, el problema se denomina CIA tipo ostium secundum. La CIA tipo ostium secundum es el tipo más común de CIA. Otros tipos son la CIA tipo ostium primum y la CIA tipo seno venoso. Cada tipo de CIA está relacionado con un orificio en una parte diferente del tabique interauricular.

¿Cuáles son los síntomas y signos?

Los síntomas y signos de la CIA incluyen:

Falta de aliento o dificultad para respirar

Palpitaciones (sentir latidos cardíacos fuertes)

Retraso del crecimiento

Aunque la CIA está presente desde el nacimiento, los síntomas a menudo no aparecen durante la niñez. En cambio, la aurícula derecha podría agrandarse con el tiempo, causando problemas en la edad adulta. Los adultos con CIA pueden padecer arritmia o insuficiencia cardíaca. Se habla de insuficiencia cardíaca cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del organismo. Esta insuficiencia hace que se acumulen sangre y líquidos en ciertas partes del cuerpo, tales como los pulmones, el hígado, el abdomen y las piernas.

¿Cómo se trata?

Alrededor del 40 por ciento de las comunicaciones interauriculares se cierran solas antes de los dos años de edad. Después de esa edad, es raro que cierren en forma natural, por eso generalmente se recomienda una intervención quirúrgica para casos graves (cuando el lado derecho del corazón se ha agrandado).

La intervención quirúrgica generalmente consiste en tapar el orificio con un parche.

Actualmente en la gran mayoría de los casos se puede cerrar el orificio sin necesidad de realizar una cirugía a corazón abierto. Cardiólogos intervencionistas pueden realizar un cateterismo cardiaco. En este procedimiento, se introduce en el cuerpo un tubo largo y delgado denominado «catéter», generalmente en la ingle. De allí se avanza por una arteria hasta llegar al corazón. Una vez que el catéter llega al corazón, se emplean pequeños dispositivos denominados «dispositivos oclusores» para cerrar el orificio. Luego se retira el catéter, dejando el dispositivo oclusor en su lugar para taponar el orificio. Este procedimiento solo puede ser realizado por un cardiólogo intervencionista.

Información en otros sitios Web:

MedlinePlus 
www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000157.htm
 Comunicación interauricular

 

FORAMEN OVAL PERMEABLE (FOP)

Durante la gestación, la sangre oxigenada pasa al corazón del feto a través del foramen oval, es decir el orificio que separa la aurícula derecha de la izquierda. Tras el nacimiento esta apertura se cierra. Cuando esto no sucede, estamos ante un caso de Foramen Oval Permeable (FOP).

Descripción

El foramen oval es una apertura natural que permite el paso, durante la vida fetal, de la sangre oxigenada de la aurícula derecha a la izquierda evitando de este modo su entrada en los pulmones. Con los cambios en la circulación que se producen en el momento del nacimiento, el aumento de la presión en la aurícula izquierda favorece su cierre progresivo. En algunas personas no se produce este cierre, permaneciendo abierto tras el nacimiento.

Síntomas

En la mayoría de las personas no se produce ningún síntoma y se descubre de forma casual al hacer un ecocardiograma, muchas veces por otra causa (estudio de soplos, etc). Si producen síntomas, las principales patologías asociadas a la presencia de un foramen oval permeable son el accidente cerebrovascular, el síndrome platipnea- ortodexia, el síndrome por descompresión y la migraña.

Diagnóstico

El diagnóstico se confirma con un ecocardiograma con contraste, sobre todo el que se realiza a través del esófago (ecocardiograma transesofágico).

Tratamiento

El tratamiento de los pacientes con foramen oval permeable debe individualizarse en función de los síntomas que presente el paciente. Actualmente hay tres posibilidades terapéuticas: tratamiento médico (antiagregantes o anticoagulantes), cierre percutáneo con dispositivos oclusores (amplatzer) que se realizan por especialistas en cardiología intervencionista o cierre quirúrgico.
 

 

Consultas