Informacion Pacientes

Prueba de Esfuerzo

Prueba de Esfuerzo¿Qué es la prueba de esfuerzo?

Es un estudio no invasivo que se utiliza principalmente para el diagnóstico de la angina de pecho en pacientes con dolor torácico y para valorar la respuesta del corazón ante el ejercicio.

Se basa en el principio de que si un paciente tiene enfermedad coronaria, la obstrucción en la arteria puede permitir un flujo de sangre al corazón normal en reposo, por lo que no experimentará ningún síntoma, y el electrocardiograma en reposo será normal. Sin embargo, al realizar un ejercicio físico o esfuerzo aumentará el trabajo del corazón y, por tanto, la necesidad de aporte de sangre. Si existe una obstrucción coronaria, se producirá un déficit de riego sanguíneo que provocará la aparición de angina de pecho y alteraciones en el electrocardiograma. La prueba de esfuerzo permite reproducir la angina de una forma controlada para poder diagnosticarla.

La prueba de esfuerzo también se conoce como prueba de esfuerzo físico, pruebas de tolerancia al ejercicio, ergometría, electrocardiografía de esfuerzo o ECG de esfuerzo.

Existen varios protocolos dependiendo de la intensidad del ejercicio y la duración de la prueba, el mas utilizado es el protocolo Bruce en el que cada 3 minutos se incrementa la velocidad y la inclinación de la prueba.

¿En qué pacientes se recomienda?

Esta indicado en pacientes con dolor torácico, con cardiopatía isquémica para evaluar la respuesta al tratamiento y su pronóstico y en pacientes que quieran someterse a un programa de entrenamiento físico así como en aquellos que se necesite evaluar su capacidad física.

¿Cómo se realiza?

Durante la prueba de esfuerzo, se llevan en el pecho pequeños discos de metal denominados «electrodos». Los electrodos están conectados a cables denominados «derivaciones» que a su vez están conectados a una máquina que tiene una pantalla de televisión que registra la actividad eléctrica del corazón (ECG). Observando esta pantalla, los médicos pueden registrar los latidos del corazón mientras el paciente hace ejercicio.

¿Qué debo hacer antes durante y después ?

No coma ni beba nada durante las 4 horas anteriores a la prueba, evitando en particular todo lo que contenga cafeína ( café, té, refrescos, chocolates, bebidas estimulantes, etc. Deberá comunicarse con su medico para revisar los medicamentos que esta tomando y preguntar si debe suspenderlos antes de la prueba. El día del estudio acuda con ropa deportiva y tenis.

Un técnico le limpiará con alcohol las zonas de la piel donde se le colocarán los electrodos. El alcohol podría estar frío. A continuación, se le colocarán los electrodos sobre el pecho y la espalda. Los electrodos se conectan a un electrocardiógrafo que registra la actividad eléctrica del corazón. El electrocardiograma de una persona sana presenta un trazado particular y los cambios en ese trazado les permiten a los médicos determinar si existe un problema con el corazón.

También le pondrán un manguito de presión alrededor del brazo para monitorearle la presión arterial durante la prueba.

Antes de iniciar la prueba, los médicos registrarán su presión arterial y su pulso. También registrarán la actividad eléctrica del corazón antes de que comience a hacer ejercicio (lo que se denomina «ECG en reposo»). Además, llevará puestos los electrodos durante el ejercicio y durante unos 10 minutos después del ejercicio.

Durante la prueba, le pedirán que camine sobre una cinta sin fin o que ande en una bicicleta fija. Cada 2 o 3 minutos, el médico aumentará la velocidad y la pendiente de la banda sin fin o la bicicleta fija, para simular la sensación de caminar o andar en bicicleta cuesta arriba. Usted deberá dar su mayor esfuerzo. El médico  tratará de detectar cambios en el trazado del electrocardiograma y en los niveles de presión arterial, lo cual podría indicar que el corazón no está recibiendo suficiente oxígeno. Otros síntomas de enfermedad arterial coronaria incluyen dolor en el pecho o falta de aire.

Al finalizar la prueba, el médico le indicará una fase de relajación durante la cual le pedirá que se acueste o se siente y descanse.

Después de la prueba, podrá comer, beber y reanudar sus actividades normales.

¿Para qué sirve?

Es una técnica diagnóstica utilizada principalmente para esclarecer el origen del dolor de pecho. En caso de que el paciente tenga una angina de pecho, esta prueba trata de provocarla para que se pueda diagnosticar. Una vez hecho el diagnostico, evalúa el efecto del tratamiento y determina el pronostico de pacientes que ya han sufrido previamente un infarto del miocardio.

La prueba de esfuerzo también puede usarse para determinar cuál es el nivel de esfuerzo físico apropiado para cada persona y ayuda realizar un programa de entrenamiento físico individualizado a cada paciente.

Información en otros sitios Web:

MedlinePlus 
www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003878.htm Prueba de esfuerzo

Consultas